vitaminas para las uñas

Vitaminas para las uñas: cuáles y dónde encontrarlas

Las uñas son una parte importante de nuestras manos a las que solemos prestarles, siempre, una gran atención. Esto es debido a que con nuestras manos gesticulamos, señalamos, nos arreglamos el pelo… En definitiva, nuestras uñas siempre están expuestas. Por eso, si no están bien cuidadas, no tardaremos en notarlo nosotros y los demás. En este artículo no nos centraremos en la importancia de mantener las uñas limpias y cuidadas, sino en saber qué vitaminas para las uñas necesitamos para evitar que sigan teniendo una apariencia que no nos agrada.

Seguro que a todos nos suena el término “uñas quebradizas”. Son esas uñas que se muestran frágiles, que se rompen con facilidad y que, muchas veces, incluso muestran unas pequeñas estrías en su superficie que no son nada estéticas. Esto no tiene que ver con un deficiente cuidado exterior de las uñas, sino más bien, con un cuidado interior en el que les proporcionemos determinadas vitaminas que están pidiendo.

¿Cuáles son las mejores vitaminas para las uñas?

uñas de mujer

Existen diferentes vitaminas para las uñas que nos ayudarán a fortalecerlas, a mantenerlas saludables y a hacer que crezcan más rápido. Estas vitaminas también ayudarán a resolver cualquier problema nutricional, como la anemia, que puede que esté causando que las uñas parezcan se rompan con facilidad y se muestren frágiles.

Vitaminas del grupo B

Las vitaminas del grupo B son indispensables por una sencilla razón y es que contienen Biotina. Seguro que alguna vez has encontrado algún esmalte para endurecer las uñas que contenía este ingrediente. Esto es porque, tanto para las uñas como para el cabello, es un elemento que aumenta el grosor, endurece y permite, con esto, un mejor crecimiento de la uña. Las vitaminas del grupo B en las que tenemos que centrarnos es la vitamina H y la vitamina B12.

Vitamina C

Una vitamina fundamental que podemos obtener del sol, pero que nos puede faltar. Cuando esto sucede, las uñas se vuelven frágiles, se rompen con facilidad e, incluso, hay problemas con los pequeños trozos de piel que se levantan alrededor de las uñas y que se inflaman (padrastros). Si consumimos la suficiente vitamina C, todo esto dejará de ser un problema para poder lucir unas uñas bonitas y sanas.

Vitamina D

La vitamina D es sumamente importante si el problema principal de nuestras uñas radica en deficiencias nutricionales. A veces, debido a la anemia o a determinadas carencias que hay en nuestra alimentación, nuestras uñas pueden sufrir las consecuencias. Consumir la suficiente vitamina D permite mejorar la absorción del calcio que consumimos para que las uñas reciban este nutriente y se muestren sanas.

A pesar de estas 4 principales vitaminas básicas existen otras más a las que, también, deberíamos prestarles atención y preocuparnos porque nuestro cuerpo las reciba en las dosis adecuadas. Estamos hablando del silicio que mejora la formación de queratina para que las uñas estén fuertes y sean resistentes, el sulfato de zinc para que evitar que las uñas crezcan defectuosas, la L-Metionina que ayuda a sintetizar el colágeno y la L-Cistina.

Vitaminas para las uñas en los alimentos

vitaminas en nueces para las uñas

Lo mejor de las vitaminas para la uñas es que las podemos obtener de diferentes alimentos. Estos no solo nos ayudarán a mejorar el estado de nuestras uñas, sino a introducir algunos pequeños cambios en nuestra dieta que, sin duda, nos beneficiarán.

  • Las nueces, por ejemplo, son una excelente fuente de zinc y biotina. Por eso, se recomienda que se consuma solo un puñadito al día de ellas. Si hacemos esto todos los días, notaremos la diferencia.
  • El pescado azul es una fuente rica en vitamina D y vitamina B12 y deberíamos consumirla, como poco, unas dos veces a la semana.
  • Las legumbres son otro elemento que, posiblemente, sería necesario que incluyésemos con más frecuencia en nuestra dieta. Son ricas en vitamina 3 y ayuda a la formación de la queratina.
  • El huevo es un excelente alimento que contiene vitamina B8, vitamina A y vitamina B. También, favorece la producción de queratina.
  • Las crucíferas son una fuente rica en vitamina C que contrarresta el debilitamiento de las uñas ya que son ideales para favorecer la producción de colágeno.

Estos son algunos de los alimentos que puedes empezar a comer para mejorar la apariencia de tus uñas. Sin embargo, llevar una dieta saludable ya va a mejorar muchos más aspectos de ti, no solo de tus uñas. Intenta incluir todos los grupos de alimentos en tu dieta.

Complejos vitamínicos para las uñas

En el caso de que sea difícil que llevemos una alimentación lo más completa posible, debido a que nuestro estilo de vida requiere trabajar todo el día fuera de casa, por ejemplo, recurrir a los complejos vitamínicos será una excelente opción. Esta también es válida para aquellas personas que, a pesar de introducir los alimentos correspondientes en su dieta, son incapaces de obtener los niveles de hierro, calcio o cualquier otro nutriente adecuados.

Los complejos vitamínicos los podemos encontrar en cualquier tienda natural, incluso, pueden estar en algunas secciones de los supermercados. No obstante, es importante cerciorarnos de que son completamente naturales y no tienen ningún tipo de aditivo a mayores que hacen que su calidad no sea la mejor.

Existen algunos complementos vitamínicos que son generales para las uñas y que ya contienen la gran mayoría de las vitaminas indispensables para su crecimiento saludable. Sin embargo, si sabemos que tenemos un déficit de B12 o de vitamina C podemos elegir un complemento específico porque ahí está el problema. Esto hará que el complemento sea más efectivo y que el problema que está provocando que nuestras uñas estén frágiles y agrietadas se resuelva. No obstante, es importante antes de escoger esta opción tener en cuenta algunas recomendaciones y advertencias.

Recomendaciones

Si nos surgen dudas sobre el complejo vitamínico que tenemos que elegir para el problema que presentan nuestras uñas siempre podemos consultar nuestras dudas con el médico. La importancia de esto radica es que es importante escoger el que, verdaderamente, se adecúe a lo que necesitamos y, también, es necesario que sepamos qué cantidad diaria nos viene mejor.

Superar la dosis recomendada para nuestro peso y altura puede ser contraproducente. Ya sabemos que todo en exceso, al final, en lugar de resultar positivo termina siendo nocivo. Por ejemplo, algunas de las contraindicaciones las vamos a ver a continuación.

Contraindicaciones

La primera de las contraindicaciones es consumir suplementos que no sean de calidad. Por eso es importante que estos sean recomendados por profesionales. No queremos meter en el cuerpo algo que promete lo que no nos puede dar. Asimismo, un exceso de suplementación no nos brindará los resultados que buscamos, sobre todo, si esta no está solucionando el verdadero problema. Imaginemos que tomamos vitamina C y, en realidad, necesitamos tomar suplementos para la vitamina B12. Los resultados no van a ser los esperados.

¿Tienes las uñas frágiles? ¿Se rompen con mucha facilidad? ¿No logras que crezcan? Lo primero es revisar si tu dieta es la adecuada y, después, realizarte una analítica para ver si tienes déficit de alguna vitamina. Una vez has completado estos pasos, es importante que atiendas a las recomendaciones de un profesional. Normalmente, con una dieta adecuada puedes suplir las carencias nutricionales que afectan a tus uñas. No obstante, en algunos casos sí es necesario acudir a la suplementación.

 

Leave a Reply